sábado, 10 de octubre de 2009

Hambre de Teatro

Conocer la experiencia de trabajo de otros grupos de teatro (aficionados y profesionales) es sumamente importante, diría que primordial para poder no solo intercambiar experiencias y conocimientos, sino para enriquecer nuestra "cultura teatral"; de la misma manera que un músico eriquece su trabajo, escuchando mucha música; o el cineasta que necesita conocer las nuevas propuestas cinematográficas, tiene que ver mucho cine. Lo mismo sucede con el teatro, cuanto más teatro veamos, más conciencia tendremos no solo del trabajo de los demás, sino que mejoraremos nuestra visión crítica y reflexiva de nuestro arte; por ende brindará un gran aporte a nuestro trabajo presente y futuro.

Es por eso que creo, que en el Cusco necesitamos convertirnos no solo en buenos treatistas, preparados, estudiosos, sino también en teatristas ávidos de ver teatro. Aprovechando al máximo las pocas oportunidades de ver el trabajo de otros grupos nacionales o extranjeros.

Uno de esos grupos que estuvo de pasada por nuestra ciudad fue UMBRAL de Colombia; un colectivo con una amplia trayectoria de trabajo impecable y riguroso; quienes compartieron con nosotros, así de pura suerte, pues no estaba en sus planes venir a Cusco (su visita a Perú, se limitaba a su participación en el Festival de Teatro organizado por el Icpna (Lima), institución que luego posibilitaría su viaje a nuestra ciudad), dos trabajos: "Bambuquísimo", un paseo por la música popular colombiana, y la obra "Días Felices" de Samuel Beckett; con la interpretación de una jovensísima actriz encarnando maravillosamente a un personaje tan complejo y maduro. Dos espectáculos que, para quienes asistimos, tuvimos la oportunidad también de charlar amplia y tendidamente con ellos sobre la realidad teatrista de nuestros países; de su trabajo de investigación, de su proceso creativo y dramático.

Realmente una oportunidad única. Lástima que solo algunos teatristas del Cusco se beneficiaron de este encuentro y de estos espectáculos. Pero queda en evidencia esta necesidad de ver teatro, de compartir experiencias, y todo en favor de nosotros, de nuestro trabajo, del arte y la cultura de nuestra ciudad.